vivir con enfermo en casa

Vivir con un enfermo en casa: Consejos

Probablemente, vivir con un enfermo en casa es una de las situaciones más complejas y estresantes que una familia debe enfrentar. Claro, a todos nos ha pasado que debemos cuidar a nuestros hijos o pareja en un caso puntual y temporal (resfrío, accidente, etc). Nos debemos hacer cargo de su alimentación, higiene, llevarlos al médico y vigilar que tomen sus medicamentos, siempre sabiendo que pronto se recuperarán y todo volverá a la normalidad. Pero, ¿Qué ocurre cuando este cuidado se debe mantener durante un largo tiempo? Como en el caso de una enfermedad crónica o terminal, o con adultos mayores que requieren de este tipo de atención.

En estos casos, el paciente pasa a depender por completo de la persona que cumple el rol de cuidarlos y, a su vez, el cuidador tiene la carga de asumir ese rol en su vida. La cantidad de stress y ansiedad que eso conlleva para el cuidador es considerablemente intensa, por lo que muchos de ellos desarrollan el conocido como Síndrome del Cuidador, que incluso pueden padecer los enfermeros y profesionales.

Esta condición se caracteriza por agotamiento físico y psicológico. El cuidador afronta una situación nueva que consume casi todo su tiempo para la cual no tiene formas de afrontarlo. Esto se transforma en una lucha diaria contra la enfermedad o condición de su ser amado, lo que genera un stress continuo, acompañado de tristeza, agresividad, aislamiento, falta de motivación, agobio, cansancio, ansiedad y mucho sentimiento de culpabilidad, ya que interpreta esta experiencia como una carga que le imposibilita vivir su vida de manera normal.

Los estudios realizados hasta el momento han evidenciado que las creencias que tenga el cuidador con respecto a su rol y la persona a quien cuida, así como de las percepciones que hace de sus propios recursos, además de la percepción de la red de apoyo social, cumplen una importante función en la aparición de la carga.

Síndrome de carga del cuidador
– Renato Zambrano Cruz

Lo anterior significa que es posible cambiar la percepción de constante lucha y stress, para que podamos enfrentar de la mejor forma posible esta condición. Aquí te daremos algunos consejos que podrían ser de ayuda si debes vivir con un enfermo en casa.

Consejos

Descansa lo suficiente cada día. Esto te ayudará a tener la energía necesaria para todas tus actividades y, sobretodo, a tener mejor ánimo.

Sigue con tus hobbies. Si el dinero es un problema, busca opciones en centros culturales o sociales, seguro encontrarás opciones gratuitas o de muy bajo costo.

No te sientas culpable por reír o pasarlo bien. El estar bien en lo emocional te hará más fácil sobrellevar toda la situación, así como también te hará ser más amable y empático con la persona que cuidas. Esto es algo que esa persona también necesita, para recuperarse o sentirse mejor.

Cuida tu aspecto físico. Nada de estar siempre con buzo por comodidad. Arréglate, elige tu mejor tenida cada día, consiéntete, cambia tu corte de cabello. No por pensar en los demás, te debes olvidar de ti mismo.

Toma vacaciones. Busca ayuda de algún familiar, enfermero(a) o amigo, que pueda ser tu asistente para cuidar a tu ser querido durante ese tiempo. Es muy importante que te des unos días para vivir otras cosas.

Cuida a tus amistades. Asiste a las reuniones y actividades que realicen, así como también las que te permitan seguir ampliando tus redes sociales. Siempre hay alguien que te puede suplir mientras estás fuera de casa.

Trata de hacer ejercicio. Si no tenías el hábito, ahora es cuando. El deporte es un remedio fenomenal para la tristeza y combatir el stress. Anímate y notarás el cambio.

Cuéntale a alguien cómo te sientes. Las palabras ayudan al cerebro a procesar y dar significado a las emociones, por lo que la intensidad, frecuencia y duración son menores. Nunca te guardes todo para ti.

Empatiza con tu familiar. Lo sabemos, en muchas ocasiones es muy difícil, porque se pierde la paciencia. Pero haz el intento de ver a tu ser querido como dentro de un círculo, rodeado de todas las emociones que está experimentando. ¿Cómo te sentirías tú? Intenta que él se sienta como a ti te gustaría sentirte.

Intenta capacitarte para ser un mejor cuidador. Esto te permitirá mejorar tu destreza y conocimientos de la enfermedad o cuidados necesario de tu ser querido. También te ayudará a enfrentar mejor la situación. Intenta tomar cursos de enfermería, de inteligencia emocional y cualquiera relacionado con tu situación específica. Si tienes mejores herramientas a tu disposición, tus niveles de stress serán mucho menores.

 

Leave a Comment